¿CUÁLES SON LAS DESIGUALDADES QUE LAS NIÑAS DEBEN ENFRENTAR?

Sin duda, las niñas forman parte de uno de los sectores más vulnerables en el El Salvador y en el mundo. Día a día, se enfrentan a muchos retos como la falta de recursos para continuar con sus estudios, violencia de género, embarazos forzados, entre otros.

Debemos acabar con estas barreas. ¿Cómo puedes hacerlo? Únete a Plan International, la organización mundial más prestigiosa a nivel global humanitaria y de desarrollo, de más de 80 años de experiencia y con presencia en más de 75 países, que promueve los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas.

Registrate para romper la desigualdad
Datos sobre barreras que enfrentan las niñas
Rompamos las Desigualdades

VIOLENCIA DE GÉNERO

En 2020, se registraron más de 780 casos de violencia sexual contra niñas de 10 y 14 años.

Rompamos las Desigualdades

EMBARAZO TEMPRANO

12,982 inscripciones prenatales de niñas y adolescentes en el año 2020. (UNFPA,2021).

Rompamos las Desigualdades

EDUCACIÓN

En 2020, un porcentaje de 39.44 % de niñas en edad de estudiar no se matriculó en la escuela.

¿CÓMO PROPONEMOS ROMPER LA DESIGUALDAD DESDE PLAN INTERNACIONAL?

La desigualdad es una situación socioeconómica que se presenta cuando un grupo social o colectivo recibe un trato desfavorable con respecto al resto.

Las niñas de El Salvador y de todo el mundo deben enfrentar barreras que las colocan en un entorno desigual y que no les permite desarrollar su pleno potencial. Desde Plan International, sin filiación política ni religiosa, creemos que trabajando junto a las niñas, niños, jóvenes, comunidades, nuestros donantes y aliados, podremos lograr un mundo más justo, abordando desde la raíz los retos a los que se enfrentan.

En El Salvador, desarrollamos programas y proyectos comunitarios desde 1976, llegando a más de 360 comunidades, que benefician directamente a 31.858 niñas, niños y jóvenes cada año.

Conoce más de Plan International El Salvador en: www.plan-international.org/es/el-salvador

COMPARTE PARA AYUDAR A ROMPER LA DESIGUALDAD